Congreso SEC 2014

Cardiología hoy | Blog

|

La Asociación Americana del Corazón (AHA) publica, con periodicidad anual, en colaboración con otras instituciones sanitarias y gubernamentales (CDCs, NCHS, NHLBI, NINDS...) las estadísticas correspondientes a las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares en Estados Unidos. Los datos del último año acaban de hacerse públicos en Circulation.

Además de los aspectos puramente clínicos, también suelen dar una importante visión economista de la atención sanitaria, incluyendo datos sobre costes.

Se trata de una herramienta muy valiosa para investigadores, clínicos, gestores sanitarios, periodistas, educadores sanitarios, etc; como demuestra la gran frecuencia con la que estos documentos anuales se citan en publicaciones internacionales. De hecho, desde 1999, han sido citadas más de 8.700 veces, 1.600 solo en 2009. En los últimos años, además, se ha producido una mejoría y cada edición incluye más datos e información más extensa.

Asimismo, los editores consideran estas actualizaciones como métodos para monitorizar la salud y enfermedad cardiovascular en Estados Unidos.

Aunque se trata de un extenso documento, de más de 190 páginas, se pueden extraer varios puntos generales, según señalan los autores:

  • Las tasas de mortalidad de causa cardiovascular han declinado algo, aunque el riesgo de enfermedad continúa elevado.

  • La prevalencia y el control de los factores de riesgo cardiovasculares clásicos siguen siendo un problema para muchos americanos.
  •  La actualización del 2011 aumenta su cobertura sobre la obesidad, considerada como epidemia, sus antecedentes y consecuencias.
  •  También, este nuevo documento de 2011, incorpora información sobre calidad asistencial en el campo cardiovascular, utilización de procedimientos y costes.

El índice que incluye se divide en los siguientes apartados

  • Explicación general sobre las estadísticas.

  • Objetivos para el 2020 de la AHA.
  •  Enfermedades Cardiovasculares.
  • Aterosclerosis subclínica.
  • Enfermedad coronaria, aguda y crónica.
  • Enfermedad cerebrovascular.
  • HTA.
  • Enfermedades congénitas cardiovasculares.
  • Insuficiencia cardiaca y cardiomiopatías.
  • Otras enfermedades cardiovasculares.
  • Historia familiar y genética.
  • Tabaquismo.
  • Dislipemia.
  • Sedentarismo.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Diabetes.
  • Insuficiencia renal.
  •  Síndrome metabólico.
  • Nutrición.
  • Calidad asistencial.
  • Procedimientos médicos.
  • Costes de las enfermedades cardiovasculares.
  • Resumen y glosario.

Comentario

Nos encontramos ante un documento básico a la hora de planificar estudios y que aporta información epidemiológica muy detallada y actualizada, de primera mano, sobre enfermedades cardio y cerebrovasculares, sus factores de riesgo y los costes subsiguientes.

Aunque muchos de los aspectos y conclusiones que se extraen de este artículo son válidos en Europa (primer mundo), siendo esperable que las grandes líneas y tendencias aquí encontradas, se cumplan también en nuestro continente y país, no hay que perder de vista las enormes diferencias epidemiológicas que nos separan, lo que hace que tal vez -seguro- fuera aconsejable conseguir coordinar algún organismo global para llevar a cabo estudios de similar calidad y magnitud en nuestro entorno, así como no tomar de manera literal los hallazgos que publican. Los Euro Heart Surveys son buenos ejemplos de colaboración entre países europeos, aunque no llegan, ni de lejos, a abarcar el espectro que consiguen los americanos con sus estadísticas.

Referencia

Heart Disease and Stroke Statistics--2011 Update: A Report From the American Heart Association

  • Roger VL, Go AS, Lloyd-Jones DM, Adams RJ, Berry JD, Brown TM, Carnethon MR, Dai S, de Simone G, Ford ES, Fox CS, Fullerton HJ, Gillespie C, Greenlund KJ, Hailpern SM, Heit JA, Ho PM, Howard VJ, Kissela BM, Kittner SJ, Lackland DT, Lichtman JH, Lisabeth LD, Makuc DM, Marcus GM, Marelli A, Matchar DB, McDermott MM, Meigs JB, Moy CS, Mozaffarian D, Mussolino ME, Nichol G, Paynter NP, Rosamond WD, Sorlie PD, Stafford RS, Turan TN, Turner MB, Wong ND, Wylie-Rosett J; en representación de la American Heart Association Statistics Committee and Stroke Statistics Subcommittee.

  • Circulation. 2011; 123: 459-463.

Escribir un comentario

El contenido de este artículo refleja la opinión personal del autor/autores y no es necesariamente la posición oficial de la Sociedad Espańola de Cardiología.

Este blog es un espacio para el debate entre profesionales de la salud. Por ello, no atenderemos preguntas sobre diagnósticos ni tratamientos particulares. Por favor, absténgase de enviar consultas médicas a través de este formulario porque no serán respondidas. Muchas gracias.


Código de seguridad
Refescar