congreso-sec-2014-reclamo

Cardiología hoy | Blog

|

Artículo de revisión sobre el concepto de prediabetes, su epidemiología y diagnóstico, y su relación fisiopatológica con el síndrome metabólico y el desarrollo de diabetes mellitus (DM) y sus complicaciones micro o macrovasculares.

Sección Preventiva

Contenido elaborado por la 
Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca

La prediabetes es una entidad poco conocida, y sus implicaciones en las estrategias de prevención cardiovascular son controvertidas. Presentamos los aspectos más destacados de esta reciente revisión publicada en JACC sobre este interesante tema:

  • Se conoce como prediabetes a una elevación de la glucosa plasmática por encima de los niveles normales, pero por debajo de lo que se considera diabetes.
  • La American Diabetes Association (ADA)  incluye dentro del término prediabetes a la glucosa basal alterada (GBA), la intolerancia a la glucosa (IG) y los niveles de hemoglobina A1c entre 5,7 y 6,4 %, aunque el término no está universalmente aceptado.
  • La Organización Mundial de la Salud prefiere que se evite el término de prediabetes y denomina “hiperglucemia intermedia” a la GBA y la IG únicamente.
  • La prediabetes así definida, no siempre predice el desarrollo de diabetes, pero la GBA y la IG son factores de riesgo establecidos para el desarrollo de DM2, y el riesgo es mayor cuando se asocian GBA e IG en un mismo paciente. 
  • La alteración del metabolismo glucémico (DM, IG o GBA) es uno de los criterios diagnósticos del síndrome metabólico, y de hecho este síndrome en sí mismo puede considerarse un estado prediabético per se, ya que incrementa en hasta 5 veces el riesgo de desarrollar DM clínica, incluso en aquellos pacientes que cumplen criterios de síndrome metabólico sin prediabetes. En pacientes con síndrome metabólico y prediabetes el riesgo de desarrollar DM es aún mayor.
  • Los estudios no han demostrado que la prediabetes tenga un impacto significativo sobre el desarrollo de enfermedad microvascular, pero sí que podría asociarse a un mayor riesgo de enfermedad macrovascular, si bien es probable que sea el conjunto de factores del síndrome metabólico y no solo la prediabetes los responsables de dicha asociación.
  • El tratamiento antidiabético en pacientes con prediabetes ha demostrado disminuir la tasa de conversión a DM2, pero no está claro que dicho abordaje reduzca también el desarrollo de complicaciones microvasculares en los pacientes prediabéticos que desarrollarán DM2. Actualmente no hay evidencia suficiente que justifique el tratamiento con fármacos antidiabéticos en pacientes con pre-diabetes.
  • El abordaje preferido para la prevención de la enfermedad macrovascular en los pacientes prediabéticos, dada su asociación con el resto de factores del síndrome metabólico debe ser el tratamiento de todos los factores de riesgo cardiovascular, mediante intervenciones sobre el estilo de vida y mediante estrategias farmacológicas en los casos necesarios para conseguir objetivos de presión arterial y colesterol.

Comentario

Se trata de una interesante revisión que se centra en el concepto de prediabetes, su epidemiología y diagnóstico, su importante relación fisiopatológica con el síndrome metabólico, así como su relación en el desarrollo de DM y sus complicaciones micro o macrovasculares.

Actualmente no existe evidencia para el tratamiento específico de esta entidad si no es en el contexto de un abordaje global del riesgo cardiovascular de acuerdo a las guías de práctica clínica. Sin embargo, el uso de este término en nuestra práctica clínica diaria puede ser una herramienta preventiva útil. El diagnosticar a nuestros pacientes como “prediabéticos” podría ayudar a que estos tengan una mayor conciencia del riesgo cardiovascular y a que se adhieran en mayor grado a las medidas de prevención.

Referencia

Pre-Diabetes, Metabolic Syndrome, and Cardiovascular Risk

 

  • Scott M. Grundy.
  • J Am Coll Cardiol, 2012; 59:635-643. 

 

Sobre el autor

Dr. Fernando de Torres Albajo

Dr. Fernando de Torres Albajo
Licenciado en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid. Médico Residente de Cardiología Hospital Universitario La Paz de Madrid (2009 - actualidad).

 

Sobre el autor

Dra.Regina Dalmau González-Gallarza

Dra. Regina Dalmau González-Gallarza
Representante de la Sociedad Española de Cardiología en el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo. Cardiólogo de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

 

Sobre el autor

Dra.  Almudena Castro Conde

Dra. Almudena Castro Conde
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Doctora Cum Laude por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en Cardiología Hospital Clínica Puerta de Hierro de Madrid. Coordinadora de la Unidad de Prevención y Rehabiltación Cardiacadel Hospital La Paz de Madrid. Presidenta de la Sección de Cardiología Preventiva y Rehabilitación Cardiaca de la SEC.

 

Comentarios

#1 JACQUES FROMONT, Nutricionista 27-03-2012 10:43
La prevalencia de la prediabetes es cada vez más importante en pacientes de secunda edad entre 30 y 50 años. El estilo de vida, sobre todo el sedentarismo y la alimentación moderna, es la etiología más evidente. Las intervenciones se deben enfocar en el cambio de modo de vida. Un plan de actividades físicas, progresivas, hasta llegar a 5 horas por semana de actividades aerobias y un asesoramiento nutricional adecuado es la mejor estrategia en la reducción de los riesgos de SM y sus consecuencias. Estas recomendaciones se deben recetar "de primera intención". La colaboración entre médicos y nutricionistas es fundamental.
Citar

Escribir un comentario

El contenido de este artículo refleja la opinión personal del autor/autores y no es necesariamente la posición oficial de la Sociedad Espańola de Cardiología.

Este blog es un espacio para el debate entre profesionales de la salud. Por ello, no atenderemos preguntas sobre diagnósticos ni tratamientos particulares. Por favor, absténgase de enviar consultas médicas a través de este formulario porque no serán respondidas. Muchas gracias.


Código de seguridad
Refescar