Cardiología hoy | Blog

|

En el presente estudio se evalúa la relación entre la capacidad aeróbica y la prevalencia de ateroesclerosis coronaria. Se trata de un estudio transversal realizado en personas sanas de origen coreano incluidas en el programa de salud del Samsung Medical Center

Dada la baja prevalencia de mujeres en este programa de screening, se decidió, para evitar factores de confusión, evaluar únicamente a la población masculina. La población final de este estudio fue de 8.565 varones sanos. Los pacientes con antecedentes de ictus o cardiopatía, y aquellos con alteraciones en la prueba de esfuerzo, fueron excluidos. Se recogieron datos como el peso, la talla, la presión arterial y pruebas de laboratorio. A todos los pacientes se les realizó una prueba de esfuerzo cardiopulmonar (protocolo Bruce modificado) y un estudio por tomografía computarizada (TC) para la cuantificación de la calcificación arterial coronaria (CAC). La cuantificación de la CAC se realizó mediante el método de puntuación de Agatson. Una puntuación de CAC por encima del percentil 75 en cada grupo de edad se consideró como 'CAC avanzada', definiéndose para ello cinco grupos de edad (65 años). La edad media de los sujetos analizados fue de 51 años. La capacidad aeróbica (VO2 max) media fue de 32 ±5 ml/ kg/min. El score de CAC mostró una distribución muy asimétrica (mediana 0, rango 0-3324), siendo positivo en el 34% de los sujetos. La proporción de tabaquismo activo, hipertensión y diabetes fue mayor en el grupo de CAC avanzada.  Los individuos que practicaban ejercicio físico más de tres veces por semana eran, paradójicamente, más propensos a presentar CAC avanzada que aquellos que lo hacían con una menor frecuencia. En el análisis de las diferentes variables (edad, presión arterial, colesterol y triglicéridos, índice de masa corporal, hemoglobina glicosilada, glucosa en ayunas y riesgo absoluto de episodios cardiovasculares a los 10 años (calculado mediante la ecuación de Framingham) se correlacionaron de forma positiva con la puntuación de CAC. La capacidad aeróbica (VO2max) mostró una correlación inversa con esta puntuación. Al aplicar el modelo de regresión logística, la proporción de sujetos con CAC avanzada en el cuartil inferior de la VO2max fue 1,7 veces mayor que la de aquellos en el cuartil superior (OR 0,60, 95% CI 048-0,73). Es decir, los pacientes con una mejor capacidad aeróbica tenían un 40% menos de probabilidad de tener una CAC avanzada que aquellos con una peor capacidad.

Comentario

El nivel de condición de física es un indicador de enfermedad cardiovascular. Este estudio, realizado en sujetos sanos de edad media, muestra que una buena capacidad física guarda una relación inversa con la prevalencia de ateroesclerosis coronaria. En la literatura hay pocos estudios que relacionen la práctica de ejercicio físico y el riesgo de ateroesclerosis. Desai et al demostraron que la calcificación coronaria era más prevalente en los sujetos sedentarios (el sedentarismo resultó ser un predictor de riesgo independiente para la CAC avanzada). El estudio CARDIA, realizado en población americana, incluyó a más de 2.000 sujetos jóvenes sanos y demostró una asociación entre la calcificación coronaria y el ejercicio aeróbico. Por el contrario, en el estudio alemán Heinz Nixdorf Recall (n=3163), en el análisis multivariado, la capacidad aeróbica no resultó ser un predictor de riesgo independiente para la CAC. De este estudio no se pueden extraer conclusiones firmes de causa-efecto, ya que se trata de un estudio epidemiológico no longitudinal, realizado, no olvidemos, en personas sanas que se someten de forma voluntaria a unas pruebas de screening de salud. Sus conclusiones, no obstante, son bastante lógicas y esperanzadoras: mantenerse en una buena condición física se asocia a un mejor estado de salud cardiovascular, en este caso, a una menor calcificación arterial coronaria. Hay algunos datos menos importantes pero a la vez curiosos que quedan por esclarecer, como es la frecuencia en el entrenamiento físico semanal. ¿Por qué los sujetos que entrenan con una mayor frecuencia (>3 veces/ semana) tienen una mayor prevalencia de  ateroesclerosis coronaria? No hay una respuesta, sí alguna hipótesis. Quizás es porque la existencia de algún factor de riesgo cardiovascular y una mayor conciencia de enfermedad favorecen el cumplimiento de la práctica de ejercicio físico periódica.

Referencia

Prevalence of Coronary Atherosclerosis in Asymptomatic Middle-Age Men With High Aerobic Fitness

  • Jidong Sung, Soo Jin Cho, Yeon Hyeon Choe, Yoon-Ho Choi, Kyung Pyo Hong
  • Am J Cardiol 2012;109:839-843.

Escribir un comentario

El contenido de este artículo refleja la opinión personal del autor/autores y no es necesariamente la posición oficial de la Sociedad Espańola de Cardiología.

Este blog es un espacio para el debate entre profesionales de la salud. Por ello, no atenderemos preguntas sobre diagnósticos ni tratamientos particulares. Por favor, absténgase de enviar consultas médicas a través de este formulario porque no serán respondidas. Muchas gracias.


Código de seguridad
Refescar