Cardiología hoy | Blog

|

Análisis del coste-efectividad de la cohorte B del ensayo clínico aleatorizado PARTNER.

En trabajos previos se presentaron los resultados de efectividad y seguridad de la cohorte B (pacientes sometidos a reemplazo valvular aórtico percutáneo (RVAP) que no son candidatos a cirugía) del ensayo PARTNER. El objetivo principal del presente trabajo es realizar un análisis de coste-efectividad que justifique el RVAP de los pacientes de la cohorte B comparados con un grupo control de tratamiento médico convencional.

En este estudio se compara la cohorte B con un grupo control de tratamiento médico convencional, ambos grupos incluyen 179 pacientes en un periodo de seguimiento de 12 a 30 meses. Se calculan los costes económicos para poder determinar el valor de coste-efectividad por año de vida ganado (objetivo primario) y ajustado por calidad de vida (objetivo secundario). Los resultados obtenidos son de un coste medio del RVAP incluyendo ingreso (estancia media 10 días) de 42.806 dólares (con honorarios médicos 78.542 dólares). A los 12 meses de seguimiento el coste del grupo de RVAP es de 10.6076 dólares, superior a los 53.621 dólares del grupo de tratamiento médico (p<0,001). Con el RVAP se aumentó 1,9 años la expectativa de vida total o años de vida ganados. En el análisis de coste-efectividad se calcularon 50.212 dólares por año de vida ganado y 61.889 dólares ajustado por calidad de vida.

Los autores concluyen que en pacientes con estenosis aórtica severa que no son candidatos para cirugía de reemplazo valvular, el implante valvular percutáneo aumenta significativamente la esperanza de vida con un coste incremental por año de vida ganado que está dentro de los valores aceptados para el uso de tecnologías cardiovasculares (aproximadamente 50.000 dólares).

Comentario

Los resultados presentados en el congreso de la ACC 2011 y publicados este año venían a completar la información en relación a ese grupo de pacientes no candidatos a cirugía convencional y sometidos a RVAP en términos económicos. Los autores comentan que el coste-efectividad del RVAP para los pacientes inoperables con estenosis aórtica severa está dentro del rango económico de otras tecnología cardiovasculares empleadas en EEUU que incluyen el implante de desfibriladores en la prevención primaria de muerte súbita o la ablación de la fibrilación auricular. Y muy por debajo del intervencionismo coronario percutáneo comparado con el tratamiento médico de la angina crónica estable o el implante de dispositivos de asistencia ventricular. El primer punto, y desde luego un punto conflictivo, sería aclarar el concepto de no candidatos a cirugía o su traducción literal de inadecuados o inapropiados. La mayoría de estos pacientes son de alto riesgo quirúrgico y con alta comorbilidad. En estos casos sería más apropiado considerar los resultados de coste-efectividad por año de vida ganado que los ajustados por calidad de vida. 

En los tiempos que corren, este tipo de trabajos parecen ganar importancia e incluso suscitar el interés de los gestores de los recursos sanitarios. Pero es interesante analizar otros aspectos. Los pacientes fueron incluidos en la primeras etapas del RVAP en EEUU.  El tiempo puede ajustar los costes, no solo por la adquisición de un mayor grado de experiencia, sino por la aparición de nuevos dispositivos que generen una competencia que permita el  abaratamiento del coste y por otro lado está el contexto socio-político. Finalmente, comentar que los honorarios médicos por RVAP en el trabajo publicado ascendían a 35.000 dólares.

Referencia

Cost-Effectiveness of Transcatheter Aortic Valve Replacement Compared With Standard Care Among Inoperable Patients With Severe Aortic Stenosis : Results From the Placement of Aortic Transcatheter Valves (PARTNER) Trial (Cohort B)

  • Matthew R. Reynolds, Elizabeth A. Magnuson, Kaijun Wang, Yang Lei, Katherine Vilain, Joshua Walczak, Susheel K. Kodali, John M. Lasala, William W. O'Neill, Charles J. Davidson, Craig R. Smith, Martin B. Leon, David J. Cohen.
  • Circulation.2012;125:1102-1109.

Comentarios

#2 Angel Morales 20-09-2012 11:02
Interesante. El coste-eficiencia posiblemente sea el futuro que nos espera. No obstante, el punto crítico no sólo va a ser ése, sino dónde/cómo poner el dintel. Son precisos equipos multidisciplinares para el abordaje (indicación, tratamientos y seguimientos) de estos pacientes... Saludos
Citar
#1 VICTOR GIRBES 12-09-2012 18:06
Gran artículo, con una discusión muy apropiada a tener en cuenta en los tiempos que corren.Tal vez no debemos avanzar a una sociedad con una medicina barata sino costeefectiva. Un saludo
Citar

Escribir un comentario

El contenido de este artículo refleja la opinión personal del autor/autores y no es necesariamente la posición oficial de la Sociedad Espańola de Cardiología.

Este blog es un espacio para el debate entre profesionales de la salud. Por ello, no atenderemos preguntas sobre diagnósticos ni tratamientos particulares. Por favor, absténgase de enviar consultas médicas a través de este formulario porque no serán respondidas. Muchas gracias.


Código de seguridad
Refescar