Regístrate
Facebook
Twitter
Youtube
LinkedIn
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Clínica e Investigación / Cardiología Hoy / European Heart Journal / ¿Cómo tratar a los pacientes con IAM y enfermedad multivaso?

European Heart Journal

Escrito por Dr. Juan Quiles Granado

21/02/2011 | Cardiología Hoy / European Heart Journal

 

Trabajo en el que se analizan las estrategias de tratamiento de los pacientes con infarto agudo de miocardio y elevación del segmento ST (IAMCEST) que presentan enfermedad multivaso.

La angioplastia primaria es el tratamiento de elección para los pacientes con IAMCEST siempre que se realice por un equipo experimentado y dentro de unos plazos de tiempo razonables (menos de 90 minutos desde la llegada al centro con posibilidad de angioplastia o menos de 120 minutos desde el primer contacto médico). Entre un 41 y 67% de estos pacientes tienen enfermedad multivaso, lo cual empeora el pronóstico. Sin embargo, no está clara cuál es la mejor estrategia a seguir una vez tratada la arteria responsable del infarto (tratamiento agresivo revascularizando todas las arterias en el momento de la angioplastia primaria, intermedio realizando revascularización por etapas o conservador revascularizando únicamente la arteria responsable y posterior tratamiento médico salvo que aparezca isquemia recurrente). La respuesta a cuál es la mejor estrategia no la podemos obtener de estudios aleatorizados, pero cada vez es mayor la información derivada de registros y estudios observacionales.

Estrategia intensiva: angioplastia primaria multivaso

Las ventajas que ofrece esta estrategia es la revacularización completa en un solo procedimiento, con lo que se consigue tratar la isquemia a distancia y tratar potenciales lesiones inestables secundarias, además de ser una opción más cómoda para el paciente. Por el contrario, esta técnica incrementa la sobrecarga de contraste y de radiación y la condiciones del paciente no son las más favorables, lo que conlleva un aumento del riesgo de trombosis del stent y de otras complicaciones.

Estrategia conservadora: angioplastia únicamente de la arteria responsable

Las principales ventajas de esta estrategia son fundamentalmente el menor riesgo del procedimiento, ya que se evitan las complicaciones asociadas al tratamiento multivaso. Además permite discutir con el paciente los riesgos/beneficios del tratamiento del resto de arterias vs. tratamiento médico/cirugía. Por el contrario, esta estrategia puede dejar lesiones no tratadas que pueden ser inestables o provocar isquemia, por lo que los pacientes pueden tener que reingresar para nuevo cateterismo.

Estrategia intermedia: angioplastia primaria de la arteria responsable y diferida del resto de lesiones

La principal ventaja es la optimización de la revascularización y las condiciones más favorables para la intervención. Como inconvenientes el mayor coste económico, la posibilidad de complicaciones al tratar lesiones secundarias y la posibilidad de tratar lesiones asintomáticas.

Comentario

En este artículo de revisión se analizan las diversas estrategias de revascularización en el paciente con IAMCEST en el cual se detecta enfermedad multivaso durante la angioplastia primaria. Se analizan las ventajas e inconvenientes de las diferentes estrategias. Existen múltiples estudios observacionales que comparan las diferentes estrategias, cuyos resultados son discordantes. En la mayoría de los casos, la arteria responsable es fácilmente identificable y tratable, pero el número, la localización, extensión y severidad de las lesiones asociadas puede ser tan diverso que hace muy difícil la decisión clínica, lo que hace que un estudio aleatorizado sea capaz de comparar las estrategias tomando todos éstos factores en consideración. Hasta disponer de nuevos datos, lo que las guías actuales recomiendan es:

  • Realizar la estrategia conservadora como tratamiento por defecto
  • Realizar la estrategia multivaso únicamente en pacientes inestables con múltiples lesiones críticas (estenosis >90%)
  • Tratar las lesiones significativas de los vasos no responsables bien médicamente o mediante revascularización percutánea diferida, ambas estrategias son aceptables.

Referencia

How to Treat Patients with ST-Elevation Acute Myocardial Infarction and Multi-Vessel Disease?

  • Petr Widimsky y David R. Holmes.
  • Eur Heart J (2011) 32 (4): 396-403.

 

Sobre el autor

Dr. Juan Quiles Granado

Dr. Juan Quiles Granado

Cardiólogo Clínico y responsable de la unidad de Insuficiencia Cardiaca en Hospital Universitario San Juan de Alicante. Cardiólogo consultor y responsable de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca en IBERMUTUAMUR. Alicante. Tw:@juanquiles

 

El contenido de este artículo refleja la opinión personal del autor/autores y no es necesariamente la posición oficial de la Sociedad Espańola de Cardiología.

Este blog es un espacio para el debate entre profesionales de la salud. Por ello, no atenderemos preguntas sobre diagnósticos ni tratamientos particulares. Por favor, absténgase de enviar consultas médicas a través de este formulario porque no serán respondidas. Muchas gracias.

0 Comentarios

Añadir comentario