Regístrate
Facebook
Twitter
Youtube
LinkedIn
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Clínica e Investigación / Cardiología Hoy

Blog de Cardiología Hoy

La insuficiencia cardiaca (IC) se ha constituido en la gran epidemia del siglo XXI. Tanto por su frecuencia como por su gravedad, que ocasionan un terrible desgaste humano y económico, está justificada la inversión de recursos en tratamiento y tecnología para los pacientes que la aquejan.

Este es un artículo que tiene relevancia en el contexto del enorme interés que se ha creado alrededor de los nuevos anticoagulantes orales y que trata de responder a una de las preguntas pendientes: ¿existe alguna forma de revertir su efecto?

Son de sobra conocidos los beneficios del tratamiento con estatinas en la prevención secundaria tras un infarto agudo de miocardio (IAM), sin embargo, cuando el paciente tiene cifras bajas de LDL, éste no siempre se utiliza. El objetivo de este estudio es averiguar si existe beneficio del tratamiento con estatinas en pacientes cuyos niveles de LDL están dentro del objetivo terapéutico (< 70 mg/dl).

Los stents farmacoactivos (DES) han demostrado, concluyentemente, que reducen el riesgo de reestenosis tras el intervencionismo, en comparación con los convencionales (BMS). Sin embargo, son bastante más caros, precisan de doble antiagregación más prolongada y parecen producir un beneficio mayor en aquellos enfermos más susceptibles de reestenosis.

En la última década, diversos estudios han demostrado que la resincronización cardiaca es beneficiosa, logrando una disminución tanto en la morbilidad como en la mortalidad de los pacientes con disfunción ventricular, síntomas de insuficiencia cardiaca avanzada y con un complejo QRS ancho en el electrocardiograma.

El mismatch o desajuste entre la prótesis y el paciente es un término utilizado en la cirugía de estenosis aórtica, que se da cuando el área del orificio efectivo de una prótesis que funciona normalmente, es demasiado pequeña en relación al tamaño del cuerpo del paciente. 

La estenosis aórtica es una valvulopatía muy frecuente en nuestro medio, que cuando alcanza un estadio grave conlleva una alta mortalidad y un gran deterioro funcional, salvo que sea intervenida. Aunque, clásicamente, la única opción ha sido el recambio quirúrgico, algunos enfermos, por presentar un riesgo quirúrgico muy elevado con mucha comorbilidad, han sido excluidos para este tratamiento.

Una importante proporción de los pacientes con el diagnóstico de trabajo de infarto agudo de miocardio no tienen estenosis significativas en la coronariografía (considerando como tales  >50%). Hablamos de entre el 6 y el 12% de los varones y entre el 7 al 32% en mujeres. Los mecanismos de este problema no están del todo claros. 

La recuperación de la frecuencia cardiaca (RFC) es la diferencia de frecuencia cardiaca en pico de esfuerzo y la medida en un periodo fijo (generalmente un minuto) tras el cese de la actividad física. Los valores bajos de RFC se han considerado un marcador de mal pronóstico, ya que se asocian a un aumento de la mortalidad. 

Las asistencias mecánicas ventriculares (VADs) soportando el corazón izquierdo (LVAD) se han convertido en una alternativa terapéutica realista en los últimos años, tanto a corto como a largo plazo, e incluso de manera indefinida (terapia destino).

La terapia de resincronización cardiaca (TRC) es eficaz en la reducción de eventos clínicos en pacientes con insuficiencia cardiaca y la prolongación del intervalo QRS. Los estudios en los que se han utilizado objetivos de valoración secundarios o bien en el análisis de subgrupos de grandes estudios, se sugiere que solo los pacientes con QRS muy prolongado se beneficiarían de la TRC. 

Traemos hoy al blog los resultados de un estudio, un tanto técnico, en el que se trata la mejor forma de hacer la revascularización con bypass coronarios, pero lo suficientemente interesante, como para que el editor de Circulation haya dejado un acceso libre y gratuito a la versión completa del artículo.

En una época en que la preocupación por los factores de riesgo de la epidemia de patología cardiovascular es creciente, se impone llevar a cabo una vida sana con una dieta saludable. El consumo de chocolate es un placer, y por tanto debe ser forzosamente malo para la salud, ¿o no?

La pericarditis constrictiva es una enfermedad rara, pero no por ello menos temible. Clásicamente ha sido considerada como una posible complicación evolutiva de las pericarditis agudas, procesos mucho más frecuentes y generalmente banales. A pesar de ello, no disponemos de muchos datos prospectivos respecto a este proceso. 

En el post de hoy traemos al blog un ejemplo de cómo un artículo con un grupo pequeño de pacientes, pero bien hecho, puede aportar datos interesantes en patologías bien conocidas, en este caso en la relación entre la fibrosis miocárdica y la estenosis aórtica.

Más artículos...

Página 19 de 35

19